blogURBS

Viajando con el corazón: psicogeografías urbanas

Jennifer de Jesús Villa 12 Enero, 2016

Las ciudades son mucho más que calles y edificios, cada una de ellas tiene un corazón secreto que recoge las emociones de sus habitantes. Es este corazón quien distribuye los usos y experiencias y cuyos latidos marcan el ritmo de la ciudad. Los planos que ofrecen en las oficinas de turismo poco tienen que ver con la imagen real del lugar, son solo papeles en blanco. Imaginad que en lugar de esos planos repletos de publicidad, nos entregasen mapas psicofísicos que reflejasen las zonas frecuentadas, historias destacadas de los ciudadanos o lugares que produzcan alguna emoción. Imaginad que llegáis como viajeros a una nueva ciudad y podéis sentir su latido, fluir por ella sin sentiros “turistas fast-food”. Emocionarla y emocionaros.

La psicogeografía nos plantea un modo de re-experimentar la ciudad, entendiéndola aquí como el estudio de los efectos del medio al actuar sobre el comportamiento afectivo de las personas (ver número especial sobre derivas en URBS). Los denominados mapas situacionistas describen emocionalmente el espacio conectando fragmentos de ciudades por su carácter emocional y desviando la atención de la realidad impuesta. Así podemos ver cartográficamente que lugares tienden a ser evitados, ocupados o disfrutados. ¿Pueden existir rincones en las que numerosas personas se hallan dado su primer beso? ¿O plazas en las que se hayan pintado cuadros, escrito novelas o cerrado negocios?

Una herramienta que permitiese recoger y consultar esos datos permitiría una mejor gestión de las ciudades, satisfaciendo las necesidades reales de sus habitantes y potenciando las relaciones entre ciudadanos. Al mismo tiempo permitiría que tanto viajeros como locales sintieran suyo el espacio, identificándose con él, huyendo del globalismo indeterminado; lo cual potenciaría el cuidado y mejora de las ciudades. Estos son algunos proyectos que lo han llevado a cabo:

Becky Cooper comenzó a repartir mapas de Manhattan pidiendo a sus habitantes que los rellenaran con sus historias personales. Pronto su mail se llenó de planos personales de la isla. Aquí podéis ver algunos de ellos y conocer más sobre el proyecto:  http://mapyourmemories.tumblr.com/

Map your memories

Map your memories

YellowArrow es un proyecto que engloba más de 460 ciudades de todo el mundo. Para participar, basta con registrarse y comenzar a enviar imágenes o mensajes de texto con historias personales a través del móvil. Con ellas se van creando mapas interactivos en línea. Permite explorar de un modo diferente la ciudad realizando derivas urbanas. El funcionamiento es el siguiente: desde la web te descargas una pegatina con una flecha, vas al lugar que quieres destacar, la colocas, sacas la foto y la subes a la web junto con tu historia.

Yellow arrow

Yellow arrow

Si queremos huir de la impersonalidad de las guías de turismo y no quedarnos en los escenarios de cartón-piedra, recorriendo centros históricos gentrificados y presentados ante nosotros como si se tratara de un teatro despojado de sus verdaderos habitantes, podemos optar por nuevas alternativas. Aquí tenéis una serie de consejos para preparar vuestros viajes de un modo más emocional.

Ármate con un cuaderno y un lápiz. Podrás centralizar en él toda la información recopilada: lugares que visitar, curiosidades que recordar… Dibuja en él las indicaciones para llegar a esos lugares. Seguir el GPS o planos de las oficinas de turismo es el modo más rápido de terminar perdidos. Google maps y Bangkok puede ser lo más parecido a caminar sin brújula por un desierto. Navega por foros de viajeros y diarios de viaje online en lugar de las páginas web oficiales. Te recomendarán las cosas que de verdad valen la pena y no las que más publicidad aportan. Escribe en la página web “Couchsurfing”, además de poder darte alojamiento gratuito, podrás encontrarte con locales que te enseñarán su ciudad, seguiréis su latido por las calles y te sorprenderás con historias que solo ellos pueden conocer.

Utiliza ese mismo cuaderno para inmortalizar tu viaje. Un estudio reciente encontró que cuando sacamos una fotografía, prestamos mucha menos atención a aquello que inmortalizamos, no recordamos detalles e incluso disfrutamos menos del momento. El dibujo nos permite registrar mucho más que las fotografías, podemos describir en él olores o sensaciones; de forma que podamos “revivir” esos viajes pasando las páginas o recomendar qué visitar o dónde comer a algún amigo que decida visitar la misma ciudad. Crearemos una guía turística emocional y tendremos en esas páginas nuestro propio mapa psicogeográfico del lugar.

La artista Clara Nubiola es una experta en realizar estos cuadernos y diarios de viaje. A través de sus páginas podemos viajar y deambular por las ciudades que ella visita, cada lámina es una latido urbano dibujado. Os invito a que derivéis online con ella y elijáis vuestro primer destino del año como viajeros, ya despojados del concepto “turista”.

Clara Nubiola, Los paseos invisibles de Madrid

Clara Nubiola, Los paseos invisibles de Madrid. (La imagen de portada es de esta misma serie).

 

Like this Article? Share it!

About The Author

Jennifer de Jesús Villa

Caminante híbrido entre arquitectura y psicología y viajera a tiempo parcial. Titulada en urbanismo ecológico y colaboradora en la revista URBS como community manager. Actualmente se encuentra terminando los estudios de psicología mientras complementa su formación con todo lo que es capaz de investigar, leer y saborear sobre la psicología ambiental.

Leave A Response