Los vacíos urbanos. Inquietud y posibilidad

Hoy, matiza Amendola, los vacíos urbanos están más interiorizados y no suscitan miedo, tan solo inquietud, una inquietud derivada de su incertidumbre ajena al sistema urbano