Toda la actualidad del Departamento de Ingeniería Química de la UAL – ISSN: 2695-530X

Formación

Experiencias de estudiantes: La experiencia de Rocío García Ramírez

Fotografía: Rocío García Ramírez, estudiante del Máster de Ingeniería Química. Premio al mejor TFG en Ingeniería Química Industrial, promoción 2019-2020.

Mi nombre es Rocío García Ramírez, tengo 23 años y vivo en Almería. Estoy graduada en Ingeniería Química Industrial y en la actualidad estoy cursando el Máster de Ingeniería Química y realizando unas prácticas extracurriculares en el departamento de Ingeniería Química en la Universidad de Almería.

En primer lugar, dar las gracias por la invitación para poder participar en la revista del departamento y así poder contar un poco mi experiencia con la carrera de Ingeniería Química Industrial.

Al principio, y creo que como la mayoría de las personas, no tenía muy claro lo que quería estudiar. Si es verdad que siempre me había gustado todo lo relacionado con la química y la biología y que la carrera que eligiese tenía que estar relacionada con alguno de esos dos ámbitos de estudio. Después de ver todas las opciones de carreras que podía hacer y de pedir opiniones a otras personas que habían o estaban haciendo algo relacionado con los dos ámbitos comentados, decidí matricularme en la carrera de Ingeniería Química Industrial en la Universidad de Almería y creo que fue una decisión muy acertada.

En general, hablando un poco de las asignaturas que se cursan en la carrera, para mí las más duras son las de los dos primeros cursos, ya que, en ellos se da la parte de industriales y se tienen asignaturas como por ejemplo “Programación”, “Resistencias de materiales” o “Teoría de circuitos”. Los siguientes cursos me parecieron más llevaderos ya que las asignaturas estaban más relacionadas con la parte de la Química Industrial y tuve asignaturas como “Reactores Químicos” y “Termodinámica y Cinética aplicada a la Ingeniería Química” entre otras.

Por otro lado, en el cuarto año, tuve la oportunidad de irme de Erasmus a Lisboa cinco meses y crecer tanto a nivel profesional como personal. Pude ver cómo era el ámbito de la Ingeniería Química fuera de España, además de conocer a un montón de gente maravillosa y muchas ciudades nuevas.

A la vuelta del Erasmus, ya en mi quinto año de carrera, decidí coger las asignaturas que me quedaban, las prácticas curriculares y el Trabajo de Fin de Grado (TFG). Con el TFG tuve que echar más tiempo del esperado porque los laboratorios fueron cerrados a causa de la Covid-19 y me tiré meses sin poder continuar con la parte experimental. Pero a pesar de los contratiempos que surgieron pude terminar y defender mi trabajo con muy buenos resultados. Gracias a mi esfuerzo y a la ayuda de mis tutoras obtuve el premio al mejor Trabajo de Fin de Estudios del Grado de Ingeniería Química del curso 2019-2020.

En mi opinión, las claves para poder llevar adelante esta carrera son la organización y la constancia, ya que, hay que intentar dedicarle todos los días un poco de tiempo a las asignaturas y a los trabajos.

Una vez terminada la carrera no tenía muy claro por donde quería seguir, así que me matriculé en el Máster de Ingeniería Química, ya que lo veía una buena opción para poder completar muchos de los conocimientos que había adquirido en la carrera y poder seguir formándome profesionalmente, y además eché unas prácticas extracurriculares en el Departamento de Ingeniería Química. Actualmente estoy contenta con las decisiones que he ido tomando, sigo en el Departamento de Ingeniería Química y me queda un año de Máster.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.