Evaluar

Evaluar informaciónLa evaluación de la información en un paso fundamental para concluir todo proceso de búsqueda, pero muchas veces no se tiene en cuenta o no se le da la importancia necesaria. Puede que no toda la información que obtengas sea pertinente para tu trabajo o que no sea fiable al 100%. Por eso es necesario evaluarla.

En este apartado vamos a señalarte unos criterios mínimos que debes tener en cuenta a la hora de evaluar tu información. Pero antes, debes tener en cuenta de dónde has obtenido la información que quieres evaluar:

1.- De los fondos o recursos de la Biblioteca:

La biblioteca adquiere sus fondos para aplicarlos a la enseñanza, el aprendizaje y la investigación. Por ello, antes de ser adquiridos, todos han sido seleccionados y evaluados mediante un proceso de revisión.

2.- De páginas de internet:

Para publicar en internet no hay que superar controles, procesos ni criterios de evaluación; cualquiera puede publicar. Y no hay un sistema que asegure la calidad de todo lo que se sube a internet.

Toda la información obtenida de la red debe ser sometida a un análisis riguroso que nos demuestre que es información fiable.

Siempre debes utilizar una serie de criterios de evaluación de la información que utilices, sobre todo para evaluar la información obtenida de la red.

Mira este cuadro de la Biblioteca de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) que te permitirá evaluar la calidad de la información:

Preguntas

Fíjate en

¿Quién? ¿Quién es el autor?
  • ¿Es un experto en su campo?
  • ¿A qué institución pertenece?
¿Qué? ¿De qué trata?
  • La información es completa y precisa
  • Indica las fuentes de información y/o el origen de los datos
  • Las conclusiones parecen justificadas
¿Cuándo? ¿La información está actualizada?
  • De qué fecha es el artículo/el libro
  • Cuándo se actualizó la página web por última vez
  • ¿Hace falta buscar información más moderna para actualizar los datos?
¿Dónde?

¿Dónde se encuentra la información?

¿De dónde proviene la información?

  • La página web está en un servidor personal, institucional o comercial
  • La reputación de la editorial del libro o revista
¿Para qué? ¿Para quién se ha escrito la página?
  • Se dirige a una audiencia concreta (expertos, niños, etc.)
  • Trata de recomendar o vender algun producto
  • Trata de persuadir hacia alguna opinión
Además de la calidad de la información (contenido), debes tener en cuenta la calidad del sitio (continente) evaluándolo con estos criterios:

– Acceso a la información: facilidad de navegación y recuperación.

– Ergonomía: comodidad y facilidad de utilización.

– Luminosidad: presencia y calidad de enlaces externos.

– Visibilidad: si aparece como enlace externo en otras páginas.

CLIP ¿Sabías qué..?

IDC (International Data Corporation) calcula que el volumen de información que existe en la red en 2013 es de 4.4 Zetta Bytes –4.4 trillones de gigas– y que llegará a 44 ZB en 2020. Además señala que menos del 1% de información digital se analiza.

¿No crees que es necesario evaluar la información que tomas de internet?

Última revisión:22-05-2015