Banco Europeo de Inversiones (BEI)

BEI El Banco Europeo de Inversiones, se creó en 1958 por el Tratado de Roma y tiene su sede en Luxemburgo.

Es propiedad de los 28 países de la UE. Su cometido consiste en prestar dinero para proyectos de interés europeo, particularmente en aquellas regiones menos favorecidas. Pero también proporciona créditos para inversión a pequeñas empresas (PYMES) para su reconversión o modernización y a proyectos de interés común de varios Estados miembros. Es decir, su función principal es respaldar proyectos en los países de la UE e invertir en futuros países miembros y países socios.

Fuera de la Unión Europea, su labor consiste en apoyar las estrategias de preadhesión de los países candidatos a formar parte de la Unión y aplica el apartado financiero de los acuerdos internacionales celebrados en el marco de las políticas europeas de ayuda y cooperación al desarrollo a terceros Estados.

Enlaces de interés