blogURBS

Pensar el espacio a través del cine

María Fajardo Sánchez 24 Marzo, 2015

Spring, summer, fall, winter… and spring. Kim Ki-Duk. 2003.

Se puede considerar que el espacio es un concepto asociado a ciertos tipos de perfiles profesionales, con todo lo que el diseño del espacio y su contexto laboral conlleva. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, entender el espacio es algo común a cualquiera de nosotros, no está ligado a un perfil con unas características concretas, se trata de una actividad doméstica y rutinaria.

Al cursar la asignatura de “Espacio a través del Cine” en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá -coordinada por el profesor Lorenzo Fonseca Martínez-, me surgió la idea de compartir una visión global de este concepto que todos comprendemos, una nueva forma de entender el espacio que es inherente al hombre.

No tiene sentido el hombre sin el espacio.

El cine es un elemento habitual en nuestro día a día. Desde su perspectiva podemos reflexionar sobre ciertas ideas, verlas reflejadas de una forma sencilla en la gran pantalla tras ese primer acercamiento, y poner en crisis tras ello nuestro pensamiento, comprobar si nuestra intuición era cierta, profundizar en las ideas propuestas.

En base a esto, hoy propondremos un juego en blogURBS:

-Definiremos varios conceptos, los cuales estarán relacionados entre sí y ligados a clips de distintas películas.

-Les invito a pensar sobre dichos conceptos, cómo se muestran en experiencia espacial rutinaria, y contrastar este pensamiento con el fragmento de la película.

-Tras él, yo propondré mi propia visión sobre cómo estos conceptos están en el día a día, son cosas comunes que normalmente dejamos pasar por costumbre o falta de atención.

Concepto base: el espacio existencial

El espacio es un elemento independiente de la existencia del hombre, depende de factores externos. Sin embargo, toda actividad humana está directamente relacionada con el espacio, es dependiente del mismo, tanto en lo individual como en lo colectivo. Se podría decir que no se puede entender el hombre sin el espacio.

Esta idea de espacio existencial podemos dividirla en tres conceptos básicos: Centro, Recorrido y Límite.

Centro

La definición más básica de Centro para el hombre sería el punto de contacto con la superficie. La acciones realizadas para apropiarse del un espacio y familiarizarse con él se definen en base al centro del individuo, a la ubicación de sus pertenencias y afectos en un lugar concreto, que se vuelve propio. No sólo entendemos el centro como la ubicación de un individuo, sino que también es la ubicación de colectivos, familiares, tribus, etc.

Cast Away. Robert Zemekis. 2000.

En esta escena, la definición del centro es clara. El personaje ha explorado diferentes espacios de la isla intentando ubicar sus pertenencias en un lugar que se adecúe a sus necesidades, de forma que tenga donde cobijarse. Una vez ha encontrado ese lugar, comienza a apropiarse del mismo dándole un carácter personal, por ejemplo, a través de los dibujos que hace en las paredes o preparando una zona para dormir.

Recorridos

Los recorridos están muy relacionados con la naturaleza inquieta del ser humano y nuestra capacidad de desplazamiento, de forma que los movimientos son frecuentes en nuestra vida, tanto si son recorridos deambulantes en los que se explora lo desconocido, como si son recorridos rutinarios en los cuales se conoce el origen y el destino. El objetivo de ese recorrido está definido, existe una meta. Los recorridos son los que permiten la orientación del hombre dentro de un espacio y el reconocimiento del mismo.

Abril despedaçado. Walter Salles. 2001.

En este fragmento podemos ver los dos tipos de recorridos: uno muy concreto que tiene un origen y un final específicos -el desplazamiento de una casa a otra-, y otro completamente aleatorio, la persecución entre los dos personajes en la que ambos buscan una meta sin saber cuándo es el momento en el que se va a llegar a ella.

Límite

El hombre, en contacto con el espacio, crea un marco de elementos conocidos, una imagen de lo que le rodea y que se ha construido en base a la exploración. La diferencia entre lo conocido y lo desconocido es lo que entendemos como límite. Unas veces, ese límite está constituido por elementos físicos; en otras ocasiones, se trata de un borde impreciso y difuso, como puede ser en el caso de tipo sociocultural.

Spring, summer, fall, winter… and spring. Kim Ki-Duk. 2003.

En este fragmento se muestra un límite a una escala doméstica, una simple puerta es la que separa la zona de descanso de la de rezo y el niño tiene que cruzarla para pasar de un espacio a otro a pesar de que no tienen un límite físico rotundo.

Participa

¿Cómo has interpretado estos conceptos en los fragmentos de películas? ¿Crees que existe una relación clara, o dudas de la misma? Deja tu comentario, el cine es de todos, pero no hay dos personas iguales.

Like this Article? Share it!

About The Author

María Fajardo Sánchez

Estudiante de último año de Arquitectura en la Universidad de Granada, en estos momentos se encuentra realizando un intercambio en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Viajera, aventurera, técnica, precisa, francotiradora. Me gusta tomarme mi tiempo.

Leave A Response